miércoles, 1 de septiembre de 2010

Me salió una cana en la nariz.

¿Saben de esos pelos que nacen dentro de la nariz?. Son oscuros, muy negros y fuertes. Supongo que cumplen una función vital pero la gente no solemos prestarle mucha atención, mientras no sean largos y asomen al mundo exterior donde tienen vedada su presencia. Los famosos pelos del interior de nuestras narices, todos los tenemos así que no reniegues de ellos. Frente al espejo, en el baño, me descubro que tengo una cana... en el interior de esos pelos de la nariz. Bueno estas cosas pasan, no te preocupes, no le des mayor importancia....

Y, de hecho, no la tendría, si al rato no hubiera descubierto que ahora hablo de hace 20 años como si hubiera sido ayer, que acaba de morir Laurent Fignon y aún recuerdo el Tour que perdió contra Lemond por 8 segundos, que mis sobrinos juegan a los mismos juegos que jugaba yo hará 25 años, les gusta las mismas cosas, al tiempo que ahora, en el mismo sitio donde jugaba con mis primos, me tomo con ellos una coca cola en el bar que abrieron hace ya más de 15 años. 

No, no, si de verdad que no tiene importancia esa maldita cana cuando uno se da cuenta que Málaga está a dos horas y media en tren cuando yo conocí viajes de hasta 6 y siete horas. Supongo que dará igual, como os digo, esta maldita cana en la nariz porque no seré el primero que se ha dado cuenta de que el tiempo pasa, muy rápido ni el primero en plasmarlo por escrito, ni en darme cuenta de que lo importante no son las canas que te salgan o las cosas que te ocurran sino la actitud con que las afrontes. Otros vienen empujando fuerte, tienen menos años, pero en un momento tendrán muchos más, les caerán 20 ó 30 rápidamente, a mi ya no, a mi solo me salen canas dentro y fuera de la nariz, y actitud, mucha actitud ante las canas...

8 comentarios:

carlinhos braun dijo...

Joder, Pedro, tus post son tan profundos que me dejan siempre un poco tocado... (no lo digo de coña)

Lo único que puedo decir es que deberías dejar la Administración y dedicarte a ser escritor.

Abrazos

Cotolio dijo...

Magnífico Peter, sí señor. La explicación quizás la halles aquí:

Percepción del tiempo

Percepción del tiempo (II)

El tiempo voló: me lo debo de haber pasado bien

Un abrazo

Pedja dijo...

Carlos, te has pasado, con esto no me da ni pa pipas, jua jua jua. Muchas gracis por el halago, un fuerte abrazo y viva Bruselas¡¡

Pedja dijo...

Tomo nota Coto, muchas gracias por los vínculos, abrazos.

Verintia dijo...

Reviso tu blog y me gusta, espero que sigas escribiendo con más frecuencia.

Un abrazo desde Perú.

Veri

Pedja dijo...

Querida Verintia,

Mirando en el mapa del mundo que tengo colgado en el blog, veía que en Lima se seguía mi blog con frecuencia. Qué ilusión y qué alegría. Confieso que es una de las cosas que me divierte del blog, rastrear a mis lectores. El de Montevideo me tiene mosqueado, no sé si es uno, o varios fortuitos y el de la isla en mitad del Atlántico con bandera de la ONU me tiene fascinado, debe tener una vida de película.

En fin, Perú, qué maravilla, tengo planeado un viaje de unos 15-20 días por todo el país, a ver si cumplo el sueño alguna vez.

Me anima tu comentario mucho a seguir escribiendo porque no te conozco de nada y estás muy lejos de Londres. Es por eso que tu comentario tiene el doble de valor.

Te confieso que si no escribo más es porque leo muchos blogs y huyo del tono de autoayuda que algunos tienen. Tampoco soy portador de verdades universales ni máximas aplicables a todos y, a veces, dudo mucho de la calidad de lo que escribo. Y, a veces, también dejo de escribir por pereza, para qué vamos a engañarnos. Por eso, tu comentario, tiene el doble de valor.

Muchas gracias por los ánimos y un abrazo hacia el otro lado del Atlántico, hacia Perú.

gochir dijo...

jaja me identifiqué bastante con tu pensamiento de la cana blanca en la nariz, solo cambie Malaga por Guadalajara, saludos desde Morelia, México.

Pedja P dijo...

Jajajja,me alegra saber que hay alguien por México con mis mismas inquietudes y espero que con menos canas... un abrazo para allá¡¡¡