domingo, 28 de noviembre de 2010

Carta a mi hijo

Querida hija, (bueno es que no tengo aún claro tu sexo)

No tengo claro si vas a existir o no, no sé si nacerás o no algún día, dentro de unos años o nunca. Por si nacieras querría decirte una serie de cosas.  Ten claro que los mejores años de tu vida serán los primeros 87 años. Al principio, todo será divertido. Jugar será tu única actividad y, aunque pienses que tus profesores son muy exigentes, no tienes ni idea de lo que te vendrá luego. Bueno menuda chorrada que te he dicho. De mayor, cuando dejas de estudiar, febrero es un mes igual que otros, juio y septiembre también, los fines de semana son, por fin, tuyos, aunque los lunes seguirán siendo odiosos.

El caso es que entre el colegio, tus amigos, el equipo de fútbol o el piano, yo qué sé pero te lo vas a pasar genial. No estoy preparado para ser tu padre, nunca lo he estado y nunca lo estaré. No soy el héroe que pensarás que soy. Ya lo descubrirás dentro de unos 17 años aproximadamente.

Harás amigos en los primeros años que, aunque te separes de ellos, te los reencontrarás. Inexplicablemente cuando los veas, por más que pase el tiempo, será como si no hubiera pasado, eso es porque te conocen desde el principio. Te aconsejo que vayas sumando personas a lo largo de la vida. Somos seres sociales y la alegría y el estar entretenido nos viene siempre a través de los otros. Por más tímido que seas, pon siempre mucho esfuerzo en relacionarte con los demás, no te cierres. Has de sacar buenas notas pero no por darme un disgusto o porque te vayas a complicar tu futuro, no. Debes hacerlo porque será la manera de descubrir que las cosas que hagas en la vida habrás de hacerlas bien, si no no merece la pena. Aparte descubrirás el incalculable valor del esfuerzo, y podrás alcanzar las cosas que te propongas.

Del colegio, aquel lugar en el que entraste llorando, saldrás también llorando pero esta vez de nostalgia. Qué rápido se pasó todo. Tendrás unos años complicados y maravillosos. Parecerá que la decisión que tomes te determinará el resto de tu vida y así será aunque nunca es tarde para nada bueno que intentes. Te aconsejo que en esos años pienses como un viejo. Si tienes clara tu vocación apasiónate con ella, si no tienes claro nada se práctico y busca algo que te permita vivir acomodadamente mientras descubres tu vocación. Recuerda que todo es bello e interesante, la historia, el cine, la música, la astronomía, la física, el latín, la literatura, el deporte, la psicología o la economía, en todo hallarás algo a aprender.

Viaja y sal de tu casa, de tu barrio y de tu país. Así, cuando vuelvas, nos verás con ganas e ilusión que es como quiero verte yo a ti. La chica o el chico sin quien parece que no puedes vivir, pronto será un recuerdo agradable y eso te servirá para descubrir que hay millones de personas con las que pasar una vida. Ahora bien, cuando estés con una media naranja dalo todo, no hagas daño, ni estés por probar a ver qué tal. Si no tienes pareja, valora la libertad y tu tiempo. No tienes un guión ni nada preestablecido que cumplir con los años. No seas una persona complicada, no te permitas hacer mala sangre ni pienses mal de los demás. Es mejor que peques de discreto o inocente que de mal pensado y ten en cuenta que mejor arrepentirse de lo que se hace que de lo que se deja de hacer. Acostúmbrate a perder, al fin y al cabo es lo único que conseguimos a medida que crecemos y tómatelo todo con mucho sentido del humor.

Espero enseñarte a relativizar, que aprendas desde bien pronto que también tú vas a morir, ojalá después que yo. Lo único que has de valorar es tu salud, y eso es algo que, finalmente, también perderás. Con todo, cuídate mucho. Tu muerte ha de servirte como revulsivo, para hacerte ver la vida de una forma relajada, de modo que seas consciente de que la vida es un bien único y con fecha de caducidad por lo que mejor gastarlo en todo momento, agótalo, exprímelo. Pocas cosas han de hacer que te enfades o te molestes, para eso sirve también tu muerte.  Y,  por último, no me hagas caso,  olvída todo este barato discurso, estilo presentación power point de autoayuda que recibimos a diario por email. Tienes todo el derecho del mundo a equivocarte con tu vida.



20 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Simplemente genial.

Un abrazo

FAH dijo...

Great, as usual... Un abrazo. Espero q lo hayas pasado bien en el O2 con Nadal. El otro día no pude asistir al cocido, it´s a pity.

Cotolio dijo...

Gracias Peter. Un abrazo.

Juana dijo...

Definitivamente me ha gustado, solo que tengo una hija y a veces me resulta difícil dejar de "protegerla" .... cosa de madres .... no tenemos arreglo
¡gracias!

MARTA dijo...

Qué suerte van a tener tus hijos, de momento la mía tiene el mejor padrino, Besos

MaS dijo...

Querido Pedja,
se te olvidó mentarle a tu hij@ ese momento en el que ella o él, escribirá una carta... al suyo.
Genial!
Besos.
M.

65segundos dijo...

precioso :)

Pedja dijo...

Querido Fernando,

Muchas gracias y un honor viniendo del autor de Soul Bussiness, un blog absolutamente recomendable, gracias, un abrazo.

Pedja dijo...

Paco lo de Nadal fue genial, eso sí que lo fue. gran deportista y persona, un abrazo y gracias¡¡¡.

Pedja dijo...

Cotolio gracias a ti, tú en est terreno no tendrás ningún problema, eres un gran padre, abrazos.

Pedja dijo...

Querida Juana,

Gracias por el comentario y bienvenida al faro. La protección en exceso es hasta perjudicial pero estoy de acuerdo, es inevitable para las madres, gracias, un cordial saludo.

Pedja dijo...

Bueno eso lo dijiste antes de la mierda que os he regalado por Navidad... jua jua jua, abrazos.

Pedja dijo...

Bueno MaS, a ver si para entonces existen los blogs.... ya veremos, abrazos y gracias por pasarte.

Pedja dijo...

65 segundos, bienvenido/a al blog y gracias por el comentario, lo breve sibueno dos veces bueno, un cordial saludo y gracias.

Semaolvidao dijo...

Seré sincero (que no se te suba a la cabeza : )

Durante un rato creía que leía a Benedetti.

Pedja dijo...

Semeaolvidao,

Es si duda uno d elos halagos que más me pudieran satisfacer. Compararme a don Mario, madre mía, tranquilo que no se me subirá a la cabeza porque sé que no es verdad. Si te gusta Benedetti y aún a riesgo de parecer de esos blogueros que hacen constantemente referencia a lo que escriben como si fuera buenísimo, te recomiendo el post que hice allá por mayo de 2009 titulado "del amor y otros exilios". Mil gracias por pasarte por el faro, te has pasado con la comparación, un cordial saludo.

El Mitico dijo...

Padrino, has estado ENORME. Si te pasa algo o me pasa a mí quiero que le des este post a tu ahijada como la mejor herencia que le podemos dejar. Al lado de estas enseñanzas el dinero es una puta mierda que no vale nada...

Pedja dijo...

Querido Mítico,

A pesar de no ser un padrino muy presente, vigilo todos los días porque a mi preciosa ahijada Sara le quede esto claro. De mis desvelos te puedo confirmar que lo estás consiguiendo.

Sé que Sara piensa que la música es importante, que jugar lo es más, que el Retiro es mucho mejor que Nueva York o un yate en la Costa Azul así que a seguir así. Muchas de estas cosas que he escrito las hemos aprendido juntos, y las que nos quedan Mítico, un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Me ha hecho reflexionar sobre todo lo que yo ya sabía. Gracias

Pedja dijo...

Gracias anónimo por pasarte y comentar, si ya lo sabías enhorabuena¡¡¡ y a que no se nos olvide.