domingo, 1 de noviembre de 2009

Los Reyes Magos siempre traen un regalo sorpresa...

... y suele ser el que más nos gusta por inesperado, improvisado y sorprendente. ¿No les ha pasado?. Yo recuerdo que siempre me pasaba lo mismo, que siempre había un regalo sorpresa que era con el que me quedaba. Y pensando y repensando, me doy cuenta que en la vida nos ocurre siempre algo parecido, siempre nos pasa algo que no estaba dentro de nuestros planes.

John Lennon vino a decir algo parecido a que la vida es eso que nos ocurre mientras hacemos otros planes.  Hay personas que sueñan con tener hijos y luego se dan cuenta de lo duro que es ser padre, otros se mueren por un viaje de vacaciones que cuando llega les da pereza. Algunos no están contentos con sus trabajos ignorando el magnífico ambiente que hay entre sus compañeros. La vida es eso que nos ocurre mientras nos empeñamos en sacar adelante nuestros proyectos. La vida, al igual que los Reyes Magos, siempre trae un regalo sorpresa, aprovéchelo.

Así las cosas, relájese y luche por sus proyectos pero adáptese a los regalos sorpresa que le serán dados. ¿Que no tiene hijos? Aproveche y dé la vuelta al mundo. ¿Que, por el contrario, forma una familia? Alégrese cada día por la suerte que le ha sido dada.

¿Qué no está a gusto con lo que estudia? Plantéese que puede estudiar, otros no tienen opción. ¿Le dejó su pareja? Muchas otras habrá esperando a hacerle feliz. ¿No puede salir de vacaciones este verano? Disfrute por 1,20 euros de una caña fría bien tirada.

Las noches que mejor me las pasé con mis amigos fueron aquéllas en las que no había grandes expectativas, que por sorpresivas, inesperadas o no planificadas nos sirvieron para aprender que el regalo sorpresa es el más atractivo de todos.

Espere, y espere algo bueno, la vida siempre nos trae un regalo sorpresa. ¿Le despidieron del trabajo? Magnífica oportunidad para irse a otro país. ¿Que le despidieron y tiene una familia que mantener? Magnífica oportunidad entonces para sentirse más unido a su pareja, en tiempos de dificultades siempre sale lo mejor de nosotros.

Ya lo sabe, la vida siempre trae un regalo sorpresa, disfrútelo. En realidad, cada día es un regalo sorpresa, vaya a por él, adáptese. A veces los Reyes Magos no acertaban con su regalo sorpresa, pasado un tiempo lo recuperaba y jugaba con él con pasión, lo descubría pasados unos meses y me provocaba una segunda ilusión. A veces en la vida, nos ocurren cosas que parecen muy malas, más que regalos sorpresa podríamos hablar de malas pesadillas. Encarguése de que pasado un tiempo esa mala experiencia la haya convertido con su actitud en un regalo sorpresa. Adaptése, disfrute de la vida mientras siga pensando que sus planes salen adelante. Disfrute del regalo sorpresa que es esta vida.

15 comentarios:

FAH dijo...

Excelente post Medina. Grande, as usual. La actitud positiva, ¡qué importante! Como decía Beethoven: "Es la misma lluvia la que hace crecer en la tierra inculta zarzas en y en los jardines, flores"... Exprimir está en nuestras manos. abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

De acuerdo con Francisco. Yo, sigo despertándome todos los días casi con la misma ilusión (remarco el casi)que cuando venían los reyes magos. ¿sabes por qué? por lo que dices. No se que pasará dentro de un rato cuando me levante para ir a trabajar, ni lo que pasará durante el día, aunque lo tenga más o menos planificado.El día siempre te regala esas sorpresas. Sólo hay que ser positivo sean buenas o malas.

Un abrazo

pilar mandl dijo...

¡Muy bueno el post!
A lo mejor el día no trae grandes sorpresas pero la vida en general es una gran sorpresa, sólo hay que tener los ojos abiertos y por supuesto como tú bien dices, dentro de lo malo saber apreciar lo bueno que puede llevar.
Eso le pido yo a la vida, Que nunca deje de asombrarme.

"P.D.: "Disfrute por 1,20 euros de una caña fría bien tirada".

¿Tirada en el sofá? porque por ese precio creo que sólo puedo ir al bidón de cerveza en la nevera y ponerme una caña bien fría... y beberla "tirada" en el sofá... :-)

MaS dijo...

hola,
creo fundamentalmente en el estado "receptivo": una persona abierta a todo, que vive alerta, dejando que brote su asombro por detalles minúsculos, mirando como su yo niño, disfrutando, apasionándose en los instantes... no esperemos que los reyes hagan todo el camino!! salgamos a buscarles!!
despues de recibir lo que venga, decidiré si es bueno o no tanto!
un saludo cordial,
pd. voy limpiando mis zapatos...

Pedja dijo...

Gracias Paco, maravillosa frase la de Beethoven ,se ve que los genios no solo lo son en sus respectivas especialidades sino en muchas otras. Muy buena frase. Esta actitud la veo reflejada muy bien en ti, siempre estás abierto a lo positivo, siempre pensando bien, siempre dispuesto al disfrute, la sonrisa y el pasarlo bien, enhorabuena Paco, un abrazo y gracias.

Pedja dijo...

Gracias Fernando por la constante participación. Muy bueno el comentario, convivimos con la inestabilidad, la sorpresa y la incertidumbre cada día, por más que vivamos sujetos a horarios y planes así que a vivir con la ilusión y los nervios de cuando no acostamos pensando que al día siguiente llegan os Reyes¡¡¡. Dejo en manos de Paco la comida regalo sorpresa para conocernos en Madrid, un abrazo.

Pedja dijo...

Pues tirada en el sofá de casa es una muy buena opción Pilar¡¡¡, gracias por el comentario, fantástica actitud Pilar. ¡A disfrutar de la sorpresa de esta vida!, un abrazo y gracias.

Pedja dijo...

MaS, una vez más dando en el clavo, gracias por el comentario. Salgamos afuera a buscar a los Reyes Magos, no nos quedemos esperando los regalos sorpresa, luchemos por ellos, muy bueno MaS¡¡. Aún limpio los zapatos yo también cada 5 de enero, muy bueno, gracias, un abrazo.

Pablo Gallego dijo...

Joé, cuánta razón tienes, Genio. Y cuántas veces se nos olvida. Hace falta que a través de medios como este nos lo recuerden y sepamos transmitirlo a los demás, y todos seremos mucho más felices. Un abrazo.

María dijo...

¡Pocas cosas comparables al sentimiento mágico que vivimos la noche de Reyes!

Pocas metáforas tan "bien traídas" como la de este post.

Hay que ser agradecidos, es cierto, y ensayar el arte de sorprender. Tu vas con ventaja..;))

María.

Pedja dijo...

Pablo qué ganas de volver a coincidir contigo y con una cerveza a charlar un rato en Londres, será en diciembre, abrazo.

Pedja dijo...

María, gracias por pasarte y participar. En tu blog también hay algunas recetas para mantener esa actitud, enhorabuena, un abrazo.

Pedja dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
GDS dijo...

Muy bueno.

El factor sorpresa es mágico.
Nos hace maravillarnos muchas veces con pequeñas cosas.

La habilidad de asimilar las sorpresas buenas o malas nos hace más capaces y nos mantiene a la expectativa.

Me gustó la frase de Lennon, divertida porque la vida parece un plan en si misma pero siempre va surgiendo el plan B, C.....

Saludos

Pedja dijo...

Gracias GDS por participar una vez más. Efectivamente, me parece que en la vida pocas cosas podemos tenerlas planeadas, que apasionante no?