domingo, 7 de febrero de 2010

El paso más que te hace dar el vivir en el extranjero

Cuando uno vive fuera de su país siempre ha de dar un paso más, el paso más que te hace llegar hasta la siguiente esquina, la próxima calle, esa otra ciudad. Cuando uno vive fuera de su ámbito siempre ha de llegar un poco más lejos, ya que uno ha llegado hasta allí, ya que uno no sabe si volverá a estar allí, en ese punto tan lejano, ¿cómo no interesarse?. Cuando uno vive fuera de su país tiene la necesidad de entarse de todo o, al menos, de qué es lo que hay al doblar esa esquina, qué venden en esa tienda, cómo es esa otra plaza o qué hay al cruzar el parque. En esas reflexiones andaba yo, alguien que no se ha cortado el pelo en otro sitio que no fuera la peluquería que hay al lado de casa, toda mi vida y que no me he permitido ninguna novedad en cuanto a mi imagen capilar, en ésas andaba yo, les decía, cuando salí el otro día del trabajo y me dije: "¿No estás en el extranjero?. ¿No has de llegar a la otra esquina? Pues lo mismo con el cortarse el pelo".

"¿Y cómo se dirá en inglés: cortito por los lados, a máquina, al 2 y con tijera por arriba?". "¿Cómo le diré al peluquero en cuestión: las patillas me las deja que ya me las retocaré yo en casa?". Da igual, fuera miedos, estás en el extranjero, llega hasta esa otra esquina, vete un poco más allá, prueba el sushi, los sandwiches egipcios y las empanadas de Etiopía, total ya que llegaste hasta aqui... y en ésas me vi delante de un espejo con el babi puesto y todas las dudas del mundo por no esperar a dentro de quince días a cortarme el pelo en España. "¿Quién me mandaría?". 

Miguel es un gallego de Lugo que lleva cuatro años viviendo en Londres. Ya quiere irse y no sabe si seguir a su novia a Japón o qué hacer con su vida. Londres ya no le gusta. Miguel corta el pelo estupendamente y da muy bueno consejos sobre el cuidado del pelo. Miguel se ganó un cliente para toda la vida el pasado jueves pero, sobre todo, conocer a Miguel me ayudó a comprender, una vez más, que vivir en el extranjero significa tener que dar un paso más, preguntarse constantemente: "¿Qué habrá en esa esquina?. Vete a ver, total ya que llegaste hasta aquí...". Y, en realidad, conocer a Miguel, me ha ayudado a comprender algo más, que es igual vivir fuera o dentro de tu país, que siempre has de dar un paso más, prueba el sushi, los sandwiches egipcios, las empanadas de Etiopía... venga otro paso más, total ya que hemos llegado hasta aquí...

6 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Asi es Pedja:

Siempre hay que dar un paso, llegar hasta la esquina, y esto creo, que es válido no sólo cuando se vive en el extranjero. sino cuando se vive.

Me ha encantado. Un abrazo

MaS dijo...

¡Y la tierra es redonda!, así que si uno sigue y sigue, y da un pasito tras otro...vuelve a dónde estaba...je je.
Bendita curiosidad, bendita única oportunidad... bendita frase: ahora o nunca.
Atrevimiento y valentía.
A mí tambien me ha encantado.
un beso.

Cotolio dijo...

"Un paso más". Me recuerda el lema de Johnny Walker: keep walking. A riesgo de incurrir en publicidad subliminal, te recomiendo este enlace: Keep Walking Project. Hay 6 historias ejemplares que ilustran esa actitud de "un paso más", protagonizadas por Lewis Hamilton, Ranulph Fiennes, Amyr Klink, Ozwald Boateng, John Hegarty, Ángel Corella. Y están preparando una nueva campaña con Pedro de la Rosa, Edurne Pasabán, Chema Madoz, Rafael Sala, Mario Sandoval y Juanjo Oliva.

Un abrazo.

Pedja dijo...

Gracias Fernando, efectivamente siempre hay que dar un paso más, en el barrio, fuera de tu país o donde sea. Me parece a mi que es por eso por lo que sospecho que a ti el mundo se te queda pequeño y viajas tanto, gracias por participar, un abrazo.

Pedja dijo...

Gracias MaS, como siempre Me ha gustado mucho la idea que aportas. Si das y das pasos al final siempre llegas a casa, igual hay que viajar mucho para darse cuenta que no hay muchas diferencias y que en cualquier sitio estás como en casa o no... muchas gracias por participar, un abrazo.

Pedja dijo...

Bueno bueno bueno, metiendo publicidad subliminal en el blog eh??? Como se nota que es un producto de éxito y ahora hasta las empresas luchan por venir hasta el faro del fin del mundo. Pues tengo que decir que la publicidad de Johny Walker siempre me ha gustado aunque igual no es uno de los mejores güiskys que me podrás ofrecer de tu afamada bodega, nos vemos en breve, un abrazo y gracias por participar.