lunes, 5 de abril de 2010

De Holanda y otros mismos tiempos.


Recientemente, he tenido la oportunidad de leer ciertas cosas sobre la física cuántica que viene a decirnos que la realidad no existe, que la configuramos nosotros dentro de nuestra mente. La realidad está compuesta por dos ingredientes fundamentales: el espacio y el tiempo. Hoy vengo a demostrarles que el tiempo no existe. 

Cuando uno tiene 15 años ve su vida como algo inagotable, no piensa en la muerte, cuenta con todos sus amigos de por vida. Todo es muy distinto a cómo esa misma persona considera el tiempo cuando tiene 63 años. En Londres el tiempo pasa más rápido que en Madrid y en verano, que los días son más largos, el tiempo pasa extraordinariamente más veloz que en invierno, cuando la noche se come a los días. 

Cuando uno tiene un sueño, cuenta los días para conseguir sus objetivos mientras que, una vez conseguida la meta, uno no sabe bien qué hacer con sus días, ni siquiera los cuenta. Nada tiene que ver el vino de 6 meses en barrica con el jamón curado de un año pero hace ya tres años que cambié de profesión y mi hijo acaba de empezar la universidad, cómo pasa el tiempo de rápido. Hay jóvenes de 70 años haciendo el camino de Santiago, levantándose a las 5 de la mañana y viejos de 20 años que se les entierra a los 90 años. El tiempo no existe.

Soy el eterno Rembrandt Harmenszoon van Rijn y, entre estos dos autorretratos míos que hoy les muestro, hay 29 años de diferencia y apenas 50 metros de distancia entre uno y otro, colgados ambos en la National Gallery de Londres. En uno me muestro con 34 años, joven, desafiante y poderoso, rico y ambicioso. En el otro, ya viejo, humilde, con un trazo más despreocupado y menos firme, en el año de mi muerte, tras haber superado el fallecimiento de 4 hijos, la ruina económica, la enfermedad y todo lo que Dios me quiso reservar y hoy les digo que el tiempo no existe, que es algo que se puede medir pero nada más que eso. 

Por ello, les digo que cuanto más lo disfruten, en cuantas más cosas se embarquen e intenten, mejor uso darán de algo que no existe, que no pueden apreciar. Háganme caso que yo, al menos, conseguí la eternidad. Cuídense, un abrazo.

10 comentarios:

GDS dijo...

Yo no sé mucho de física cuántica, pero si sé que todo está en la mente, absolutamente todo.

Y si me permies citar, tu buen amigo Alcaide dice que el tiempo es el recurso mejor distribuido, todos cuentan exactamente con el mismo tiempo.

Un saludo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pedja:

De acuerdo con GDS, todo está en nuestra cabeza y el minutero lo mueve nuestras neuronas.Pura percepción.

Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Pedja:
Extraordinario. El sábado vi un documental en la 2 (creo), que explicaba la teoría de la relatividad de Einstein con diversos ejemplos. Tanto hablar de ella, me di cuenta de que no tenía ni idea. Pues lo voy a volver a ver porque me pareció muy interesante la reflexión filosófica que conlleva.
Salvando las distancias en el espacio y en el tiempo, tu reflexión apunta precisamente hacia esa relatividad que algunos sentimos y otros demuestran con fórmulas.
Estupenda entrada.
Un abrazo.

MaS dijo...

Felicidades Pedja, un post buenísimo.
Y es que, aunque uno lee y lee (incluso a veces hasta escribe) sobre estos temas...siempre se descubre algo.
Recientemente he escuchado hablar de Kayros y de Chronos, y simplemente transcribo un extracto de la wikipedia sobre tan extenso tema:"En la estructura temporal de la civilización moderna, se suele emplear una sola palabra para significar el "tiempo". Los griegos tenían dos: Chronos y Kayros. Chronos es el tiempo del reloj, el tiempo que se mide. Kayros, el momento justo, no es el tiempo cuantitativo sino el tiempo cualitativo de la ocasión, la experiencia del momento oportuno."

un saludo sin minutero!
M.

Pedja dijo...

GDS, fantástica cita de mi buen amigo Paco, y para no saber nada de física cuántica, lo importante lo hs aprendido rápido, enhorabuena, un abrazo

Pedja dijo...

Querido Fernando, enhorabuena por tu blog. Algún día escribiremos de las percepciones erradas, gracias por participar como siempre, un abrazo¡¡

Pedja dijo...

Querido Javier, me meto en rtve.es a ver ese documental, gracias por la recomendación y por pasarte y participar, un abrazo¡¡

Pedja dijo...

Mas me ha encantado la distinción, prometo investigar sobre ello, soy un apasionado del tema del buen uso del tiempo, a ver si abrimos más salas en el museo del tiempo, gracias por pasarte y participar, un abrazo

Cotolio dijo...

Magistral Peter. Qué bueno. Te dejo otra demostración de la "relatividad" del tiempo sacada de un anuncio que me ha venido a la memoria leyendo tu entrada:

http://www.youtube.com/watch?v=Y_L2MouVmOM

Un abrazo

Pedja dijo...

Fantástico anuncio de Mercedes, muchas gracias por los elogios Cotolio, a ver si me pongo a escribir un buen guión para nuestra película, abrazos¡¡¡