lunes, 12 de abril de 2010

Obviedades.

Lo obvio es todo aquello que, por ser obvio, nos cuesta entender. Que vamos a morir, que necesitamos de los demás para ser felices, que todo se convierte en rutina salvo que nuestra inagotable capacidad de ilusionarnos nos haga ver las cosas de otra forma, que debemos ser humildes para ir aceptando nuestro declive, que es más ilusionante regalar que recibir un regalo, que nacemos para cuidar a otros mientras esos otros nos cuidan a nosotros, que siempre buscamos amor y ser aceptados y que todos tenemos que pasar por el baño todos los días y ay del que no necesite pasar por el baño.

Todo eso es obvio pero nos cuesta verlo, que nada sirve ahorrar para el futuro, que es preciso relativizar, que las cosas importantes en la vida poco tienen que ver con nuestro trabajo y mucho con las personas que nos rodean, que a qué esperas para lanzarte a declararte a la persona que amas, a usar el perfume más caro que tienes, a disfrutar de una conversación con tu hermano o de una buena comida con un amigo, que ser feliz reside en ser consciente de todas estas obviedades.

Que más que en ser presidente del Banco Atlántico o cirujano de un hospital en Nueva York, el éxito está en hacer cosas que te gustan, que si te gustan los niños, se padre pero si no te gustan no lo seas, que no prometas cosas que no puedas cumplir pero que si las prometiste y no las puedes cumplir no te preocupes, no ha nacido aún un ser humano completamente coherente, que no tienes razón siempre y a todas horas, que te preocupes de tus éxitos y aprendas de tus errores, que usar el sentido del humor y reírse ayuda y cabrearse no ayuda nada a resolver los problemas, son todas cosas demasiado simples para tenerlas presente en tu vida diaria pero la vida es simple, su secreto reside en cosas obvias como éstas que hoy les relato.

Que los poderosos no siempre son los más brillantes ni los intelectuales los más listos, que los analfabetos nos pueden enseñar a los licenciados más de los que nosotros podemos enseñarles a ellos, que la calle o el trabajo enseñan más que la Universidad, que la primavera es seguida por el verano y éste por el otoño y que el presente se nos escapa y el futuro vuela, corre¡¡¡, son todas cosas simples que pasamos por alto.

Que al terminar de hacer deporte, estás feliz, que leer un libro o viajar pueden ser cosas tan apasionantes como para hacerlas todos los días, que un momento puede justificar toda una vida pero toda una vida puede no tener sentido si no te arriesgas, que tomar decisiones es algo consustancial a vivir y que si no tomas decisiones o huyes del conflicto ya estás tomando una decisión o teniendo conflictos, que no a todos puedes contentar y que de nada has de depender para poder ser alegre, son todas cosas probadas, obvias y desaparecidas, olvidadas.

Precisamente por obvias pasan desapercibidas, por ser simples las olvidamos, por ser evidentes no las tenemos presentes. Que vivir una época fuera de tu país o emanciparte rápido de tus padres te espabilan y conseguir las cosas por uno mismo tiene mucho más valor a que te las den hechas, qué obvias son todas estas cosas. Algún año traté de buscar los regalos de los Reyes Magos. Mis padres, tranquilos, me decían: "el mejor escondite, a la vista del enemigo". Ahora he comprendido que lo que me querían decir era que los regalos estaban en Oriente... mira que era obvio y lo que me ha costado entenderlo.

6 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pedja:

Fantástico. Es obvio que no acabamos de comprender la obviedad de la vida. Gracias por recordárnoslo.

Un abrazo

Pedja dijo...

Obviamente, querido Fernando, no somos del todo capaces de comprenderlo, gracias como siempre, un abrazo.

Kike dijo...

cada vez me gusta mas como escribes, Pedro. Te dejo una cancion de el Chojin que habla de obviedades...

http://www.goear.com/listen/713affb/diez-obviedades-chojin

me quedo con la frase de la cancion "todo el mundo sabe como deberia ser todo, pero es como es, y es como lo hacemos nosotros"

MaS dijo...

Congratulations!!!!
Fantástica entrada!!!
Ahora, diré que :además de que "lo esencial, es invisible a los ojos", lo obvio, tambien.
Obviamente me ha encantado.
pd. hay que abrir mucho los ojos para ver lo que se tiene delante, abrir muchísimo el corazón para sentirlo cerca, y muchísimo más la mente, para que entre y cale.
un abrazo.
M.

Pedja dijo...

Kike muchas gracias, viniendo de alguien que forma parte de La Hora Frisky, un programa inclasificable y brillante que recomiendo a todos, los miércoles a las 7, www.l-h-f.blogspot.com, es un gran honor tus palabras, me meto al youtube a ver el vídeo y nos vemos pronto amigo, un abrazo.

Pedja dijo...

MaS eso se llama sensibilidad, la virtud que tiene como valor reunir varias virtudes a la vez, si eres sensible, eres solidario, humilde, prudente, etc etc. Muchas gracias por tu comentario y participación, un abrazo¡¡