domingo, 1 de mayo de 2011

Esquiando en Mallorca

¿Sabes que en Oslo te puedes calzar los esquies, coger el metro e irte a esquiar?. A diario, sales de trabajar a las cuatro y media o cinco de la tarde, te coges la línea 2 del metro y apareces en una estación de esquí. Ay si yo viviera en Oslo me iba a esquiar todas las tardes, no sé cómo tu que lo puedes hacer todos los días no vas más a esquiar.

Anda mira quién habla, el que vive en Palma de Mallorca y puede acercarse al puerto a navegar todas las tardes. Bueno pues si yo hubiera podido estar en Londres cuando la boda real. Habría estado a las 7 de la mañana en la puerta de Westminster Abbey, menuda suerte vivir en Londres. Claro que para suerte la de la familia argentina que ha decidido vivir viajando o viajar viviendo, que tanto da lo uno como lo otro. Qué suerte.

¿Suerte?. Suerte la tuya que vives en Madrid y puedes ir a un musical todos los días de la semana, o acercarte a comer tapas a la Plaza Mayor o abonarte al Teatro Real e ir los martes a bailar salsa. ¿Para qué quiero yo todo eso?. Mucho mejor tú que vives en La Coruña y todas las tardes te puedes acercar a correr a la playa...

Mira todo eso está muy bien pero siempre hace falta dinero para hacer lo que uno quiere, bueno menos si te vas a vivir a la Patagonia de tu propia granja. Eso sí que tiene que ser divertido y si te cansas te acercas a Punta del Este y montas un chiringuito. Lo dice el que vive en Bruselas y no para de hacer cosas. Como todo el mundo es extranjero, ha de abrirse y conoces a muchas personas, por eso me gusta Bruselas, por eso y por los mercadillos de antigüedades que tiene. Pues a mi el que me da envidia eres tú que vives en Sri Lanka, en el paraíso, además allí el tiempo fluye de otra manera, más tranquilo y calmado. 

Y yo te digo que no hay lugar y tiempo o día y plaza que no merezca ser vivida. No hay semana corta o larga, ni ciudad aburrida o estresante que no merezca ser conocida. Que no hay rutina ni comienzos o principios que merezcan ser saltados. Ni planes o ideas que resulten ser pasados. Vamos a por ello.

6 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Pedja:

Somos incorregibles y tendemos a desear lo de otros o a querer más cuando todo es más sencillo para poder disfrutar de la vida.
Un abrazo

MaS dijo...

¡qué lástima que sólo utilizamos el rabillo del ojo para envidiar al de al lado!
La Thinker Soul María Teresa Trilla dice: Lo importante es poder despertarse cada mañana.
Pues eso.
Saludos.M.

El Mitico dijo...

perico esto me ha recordado cuando ibamos a correr al Retiro y cuando pasábamos por las barcas decíamos eso de :" ¿te imaginas que estuviéramos corriendo por Oslo, o California?, estaríamos flipando..." y eso expresaba la consciencia de saber la suerte que teníamos. Que sepas que yo lo sigo haciendo TODOS los días y muchos me acuerdo de tí....Viva la teoría de la relatividad..

Pedja dijo...

Bueno Fernando, yo siempre pienso que tu blog es mejor y que has viajado mucho más que yo, si lo puedo confesar... gracias por el comentario¡¡¡, un abrazo

Pedja dijo...

MaS, hay una frase por ahí que me gusta repetir, es de Gahndi y viene a decir: cada noche, cuando me acuesto muero, cada día al despertar, resucito, pues eso, muchas gracias¡¡¡¡ y buenas noches... un abrazo.

Pedja dijo...

Decía tu padre, Mítico, que no debíamos tener ataduras de nada. Es una buena forma de disfrutar de todo esto. Ahora que cuando corriste en Londres flipaste pero bien eh?, un fuerte abrazo.