domingo, 21 de septiembre de 2008

Qué pena tener vergüenza

Siempre he admirado a los artistas callejeros. Piensen que tienen que captar la atención de personas que no conocen de nada. Piensen que además tiene que conseguir de esos desconocidos algo que ellos no quieren hacer. Piensen que todo ello lo tienen que hacer en dos segundos y en un lugar de paso, como es la calle. Piensen que solo disponen de un instante, el tiempo que va desde que nos ven hasta que dan el siguiente paso, un instante para captar la atención, para lograr tu objetivo. Es algo imposible para muchos de nosotros y un gran reto para unos pocos. Realmente debes ser brillante para poder sobrevivir como artista callejero, brillante y también original, valiente, inteligente y sonriente y, sobre todo, creer en ti mismo, que, al fin y al cabo, es lo que expones ante los demás. Es decir, tienes que ofrecer lo mejor de ti y la vergüenza, el freno a hacer el ridículo y el qué oensarán los demás no caben para conseguir el reto. Toda una lección.

Mucho se puede aprender de los artistas callejeros. Algunos hay realmente buenos, grandes músicos, magos, showmans. Sin duda, si montara una empresa, contrataría a alguno como directivo de mi empresa, para contar con alguien capaz de crear en un entorno de necesidad y presión. En Madrid, en el área del estanque del Retiro, en los fines de semana, se pueden encontrar grandes artistas. En Londres, sin duda, un domingo, hay que acercarse a Convent Garden.

Antigua zona de almacenes y mercado de frutas y verduras hasta 1974, Convent Garden es el lugar donde poder encontrar a los artistas callejeros en Londres. Ya desde 1662, se recuerdan espectáculos en la zona. El entorno es realmente espectacular, con muchos turistas y muchas tiendas, pubs y puestos de mercadillo alrededor de Piazza y Central Market. Si pasan por Londres, no se olviden de visitar Convent Garden con alguna moneda preparada en el bolsillo...



5 comentarios:

FAH dijo...

Covent Garden, lugar emblemático de la capital británica. Espacio único para mezclarse entre el gran público. Una pinta en alguna de las terrazas que hay alrededor es recomendable.

Espero en breve poder ir con algunos pounds para dar unas monedas a los artistas callejeros.

Un abrazo,

Paco.

Pedja dijo...

Ya sabes Paco que por aqui tienes tu casa, para cuando quieras, gracias, un abrazo.

Arturo dijo...

En algún momento habrá que desprenderse de esa vergüenza, aunque solo sea por cumplir con unos ajustados y warholianos 15 minutos postrado sobre un cajón.

Elena dijo...

no te lo vas a creer, pero yo vi hace unos meses la actuación de ese mismo artista en el Covent Garden. Qué casualidad! Un saludito!

Pedja dijo...

Gracias por participar Arturo y Elena. Elena menuda casualidad, espero que lo disfrutaras tanto como yo.